Medicina estética, grandes olvidados

Cuando nos planteamos mejorar o prevenir el paso del tiempo en nuestro físico, automáticamente pensamos en tratamientos que mejoren la tersura, el tono o las arrugas de la piel de nuestro rostro. Pero la piel es el órgano más grande de la piel y debemos cuidarla más allá del rostro, pues si bien es cierto que el cutis es el primer testigo de que los años van pasando, tendemos a olvidarnos de otras partes del cuerpo en las que la huella de la edad también es muy notable. 

Es más, en ocasiones, en personas que han fijado su objetivo exclusivamente en borrar las arrugas de la cara puede darse la paradoja de que parecen más mayores de lo que en realidad son porque otras zonas que no se han cuidado como las manos, el cuello o el escote, sí denotan su edad cronológica. Es el momento de que nos acordemos de aquellas zonas olvidadas de los cuidados diarios de belleza y darles el trato que se merecen. Es el momento de los tratamientos específicos para los grandes olvidados.

Resultado de imagen de manos cuello y escote

Sin duda en las manos es donde queda más patente tanto el paso de las hojas del calendario como las condiciones adversas en las que ha vivido: el exceso de sol, la exposición a los elementos como el viento o el frío, la falta de cuidados específicos, el consumo de tabaco… Todo ello pasa factura a partir de los 40 años, especialmente en el dorso, en forma de manchas, de piel deshidratada y quebradiza, de una mayor visibilidad de la red venosa…

En nuestros centros encontrarás:

Crema despigmentante manos SPF 15 Crema de manos antiedad, despigmentante, no grasa, fácil absorción, acabado sedoso, retrasa, reduce y repara daños.

 

Cuello y escote. La prolongación del rostro
Para evitar el efecto máscara que puede producir cuidar solo del cutis es imprescindible entender que el cuello y el escote necesitan los mismos mimos y cuidados diarios: limpieza, sérum, crema hidrante, crema de noche… Y a pesar que las arrugas aparecerán primero en el rostro que en estas zonas debemos tener en cuenta que la piel del cuello y el escote es muy fina y se deshidrata con más facilidad, por lo que más pronto que tarde las arrugas, la flacidez, la deshidratación, las manchas y la piel ajada acabarán también por salir a la luz.

La mesoterapia revitalizante vuelve a ser un tratamiento muy indicado para revitalizar la zona. Estas microinyecciones a base de ácido hialurónico, vitaminas y otros oligoelementos nutrirán la piel desde el interior otorgándole una mayor tersura y un aspecto rejuvenecido.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche en el siguiente enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies